PropHero

Aprende cómo los clientes de PropHero tienen éxito evitando estos errores comunes

Muchas personas sueñan con acumular patrimonio a través de los bienes inmuebles: crear un flujo de ingresos constante, acumular ganancias de capital, disfrutar de ventajas fiscales y generar rendimientos competitivos.

Desgraciadamente, la falta de tiempo y la complejidad del mercado inmobiliario residencial pueden ser grandes obstáculos para hacer realidad estos sueños.

PropHero está cambiando todo eso.

Eliminamos las incertidumbres, proporcionamos un potente método basado en datos para encontrar rápidamente las propiedades de inversión más prometedoras y te ofrecemos ayuda práctica para financiar, comprar y gestionar tu cartera. 

Basándonos en nuestros resultados hasta la fecha, nuestros clientes están superando los rendimientos medios del mercado, tanto en lo que respecta a la rentabilidad de los alquileres como a las plusvalías.  No podemos garantizar que esto siga siendo así en el futuro, pero sí podemos asegurar que seguiremos ofreciendo la misma combinación de inteligencia tecnológica basada en datos y experiencia personal a todos nuestros clientes.  

Puedes disfrutar del mismo éxito del que ya disfrutan los clientes de PropHero si colaboras con nosotros y evitas estos errores comunes en la inversión inmobiliaria:

1. No diseñar un plan de inversión antes de empezar

La construcción de una cartera de inversión inmobiliaria requiere un examen de conciencia y una hoja de ruta sólida. Debes revisar tus finanzas, fijar objetivos de inversión, establecer los plazos y decidir con qué riesgo te sientes cómodo. 

El crecimiento del capital, el rendimiento de las rentas o un enfoque híbrido son opciones válidas, y saber cuál es la adecuada para ti es un paso importante para planificar tu cartera.

A medida que avances, también deberás ser realista sobre el tiempo que puedes invertir en la gestión y el seguimiento de tus inversiones. 

PropHero te ayuda a definir la estrategia, a encontrar y adquirir propiedades de alto rendimiento y a disfrutar de ingresos pasivos mientras sigues y repites tu éxito, siempre teniendo en cuenta tus objetivos a largo plazo.

2. Confiar en la intuición e ignorar el ROI

Las acciones pueden ser muy interesantes y las criptomonedas pueden ser atractivas, pero no tocan la fibra sensible como los ladrillos y el cemento, y muchos inversores caen en la trampa de confiar en su instinto o en su intuición como guía. 

Los inversores verdaderamente inteligentes no dejan que las emociones se interpongan en el camino de una evaluación más aguda del potencial de una propiedad y su probable retorno de la inversión.

3. Asumir que los precios de la vivienda siempre suben

Los tipos de interés muy bajos, el miedo a no estar a la vanguardia en las adquisiciones y el desplazamiento a las zonas más atractivas de la región han hecho que los precios de la vivienda se disparen en muchas zonas entre 2020 y 2021.

Sin embargo, es un error asumir que los precios de la vivienda se encuentran únicamente en una tendencia al alza. En 2022 ya se están viendo caídas de precios en Sídney, y se espera que otras ciudades y regiones les sigan. (Reformulamos España?)

La historia nos muestra que el mercado inmobiliario es muy volátil. Tener acceso al panorama general a través de datos sólidos te sitúa en la mejor posición para entender los ciclos inmobiliarios y además, te da orienta para construir tu estrategia de inversión.

4. Comprar en tu propio barrio (simplemente porque es fácil)

Tener prejuicios sobre las zonas que desconoces es posiblemente el error más común de todos y significa que te estás perdiendo auténticas oportunidades de la inversión inmobiliaria.

Por supuesto, nos sentimos naturalmente atraídos por las zonas donde vivimos, trabajamos y nos relacionamos. Y nuestro conocimiento del mercado local es probablemente mejor (o eso creemos). 

Sin embargo, es muy poco probable que encuentre la propiedad perfecta para invertir justo al lado. Cuando se trata de invertir con inteligencia, merece la pena salir de nuestra zona de confort. 

Los algoritmos de IA de PropHero ayudan a los clientes a centrarse rápidamente en los barrios de rápido crecimiento que tienen más probabilidades de alcanzar los objetivos de ganancias de capital y rendimiento de los alquileres que te has propuesto. Para ello, los algoritmos trabajan para descubrir que se encuentran por debajo del valor del mercado con bajos costes de explotación y potencial de crecimiento a largo plazo. La propiedad de la que hablamos puedes encontrarla al cruzar la calle o en cualquier otra comunidad.

5. Confiar en cualquier experto de barra de bar en lugar de en datos y modelos

Puede que tu mejor amigo se considere un experto en la predicción de zonas inmobiliarias. Y la mujer de tu primo puede haber hecho una fortuna en Collingwood o Coogee. ¿Esto les hace estar cualificados para aconsejarte? Probablemente no. 

Las ganancias al azar y la especulación desinformada no son los mejores ingredientes para una buena estrategia de inversión inmobiliaria. No hagas caso a cualquier pseudo experto y elige modelos de inversión probados y datos de buena calidad.

6. Intentar hacerlo todo uno mismo cuando compra y gestiona

Hacer números puede ser una tarea compleja y difícil cuando la haces tú solo. PropHero hace el trabajo duro por ti utilizando millones de datos y más de 200 variables para buscar en miles de barrios propiedades según tus preferencias de riesgo y rentabilidad.

También hay que tener en cuenta la diligencia debida, la negociación del precio y la financiación. Y a medida que tu cartera de propiedades crece, la gestión de estas supone un reto adicional. 

Ya que todo el mundo no sabe autogestionarse, existe un claro coste de oportunidad puesto que se necesita mucho tiempo para encontrar a los inquilinos adecuados.

La amplia red de expertos de PropHero te soluciona la parte administrativa de la inversión inmobiliaria y la gestiona para que tú únicamente solo recojas los frutos de la inversión.

7. No centrarse en las finanzas

Los inversores que lo hacen bien lo enfocan como un negocio y no dejan de buscar la ayuda de profesionales como los agentes de hipotecas.

Acertar con las finanzas puede ahorrarte tiempo, preocupaciones y miles de euros a largo plazo. La elección de un préstamo inadecuado puede hacer fracasar todos tus esfuerzos de inversión inmobiliaria tanto como la compra del tipo de propiedad equivocado.

8. Una mala gestión del flujo de caja y la obsesión por el apalancamiento negativo

Encontrar propiedades que ofrezcan un flujo de caja constante y un alto rendimiento de los alquileres es el primer paso ideal, pero es importante detenerse a valorar el resto de variables.

La cantidad de trabajo que conlleva la gestión de una propiedad, el coste de los seguros, las tasas municipales y el mantenimiento son factores que influyen en el rendimiento neto. Además, los alquileres vacíos también afectarán negativamente al flujo de caja y al rendimiento de una inversión potencial.

Además, muchos inversores se obsesionan innecesariamente con las estrategias de apalancamiento negativo. Con el apalancamiento negativo, tienes una pérdida fiscal y, por lo tanto, un beneficio fiscal para proteger algunos otros ingresos imponibles que puedas tener, pero debes financiar esa pérdida de tu propio bolsillo para mantener la propiedad en funcionamiento.  

En cambio, con el apalancamiento positivo, los costes de la inversión se cubren con los ingresos que genera. 

Es mejor comenzar a invertir teniendo conocimientos previos de los ingresos que vas a poder obtener por alquiler y los costes que ello te va a suponer.  Por lo que, después de haber considerado lo anterior ya podrías ajustar tus objetivos a largo plazo.

9. Comprar lo que te gusta a ti y no lo que le gustará al inquilino

Es muy poco probable que lo que tú valores de una propiedad, también lo vaya a valorar el inquilino de la misma manera.

Los inquilinos necesitan espacios bien ubicados y funcionales que satisfagan sus necesidades durante la duración del contrato. Aunque parezca sorprendente, es posible que no les importen las encimeras de granito o las puertas francesas, por ejemplo. 

Como inversor, vale la pena centrarse en las propiedades que te proporcionen un retorno sólido de la inversión, en lugar de rechazar o renovar una propiedad porque los accesorios y las características no se ajustan a tus gustos personales.

10. Comprar la propiedad equivocada para crear valor a largo plazo  

Que el tiempo lo cura todo es cierto tanto para el amor como para la propiedad. Las ganancias a corto plazo son posibles, pero es necesario estar en el mercado a largo plazo para tener la mejor oportunidad de superar los altibajos y lograr los mejores resultados de inversión.

En PropHero sabemos que el éxito inmobiliario depende de pasar tiempo en el mercado y estamos aquí para ayudarte a construir una cartera a largo plazo. Nuestros honorarios son fijos y transparentes y te ofrecemos toda la ayuda práctica que necesitas para comprar, financiar y gestionar.

Reserva una sesión de inversión gratuita y aprende cómo, incluso con mínimos bajos, puedes acceder a algunas de las mejores oportunidades de inversión inmobiliaria del país trabajando con PropHero.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Scroll to Top